Antonio Osio es socio de ANIMO Ventures, una firma de capital riesgo enfocada en en la etapa de inversión semilla. ANIMO fue fundada en 2018 con un fondo debut de U$60m para liderar o co-liderar las primeras rondas de financiamiento para startups tecnológicas en todo Estados Unidos.

Anteriormente, Antonio pasó 6 años como socio general en Capital Invent, uno de los principales y más activos VCs de etapa temprana en México y Latinoamérica. Antes de eso, trabajó como inversionista en FJLabs, un fondo de capital de riesgo con sede en Nueva Nueva NY centrado en invertir en mercados globales y en la división Legatum Ventures del Grupo Legatum con sede en Dubai. Antes, Antonio era analista senior en Sabino Capital, un fondo de cobertura con sede en México; consultor del Departamento de Políticas Públicas de la Oficina de la Presidencia, y un pasante legal en Barrera, Siquieros y Torres Landa, un reconocido bufete de abogados mexicano.

Antonio tiene un MBA de la Escuela de Administración Sloan del MIT. Tiene una licenciatura con doble especialización en economía y derecho de la Universidad ITAM. Es miembro de Kauffman, así como miembro de Legatum y Schusterman. Es un apasionado de los deportes, los viajes y las artes en general.